El origen polémico de los centros de escritura

Waldo, Mark. (1993). The Last Best Place for Writing Across the Curriculum: The Writing Center. WPA: Writing. Program Administration 16, 3, 15-26.

¿Dónde ha de ubicarse la institución que guíe los programas WAC? ¿Qué tensión hace necesaria la constitución de un Writing Center?

Afirmar el paradigma WAC despierta preguntas prácticas por sí bastante difíciles de resolver. Una de ellas es dónde ha de alojarse el programa WAC, para que puedan cumplirse las metas que la teoría misma exige. Dos son las opciones que, en principio, son pensables como opción. Por un lado, puede estar alojado en el departamento de inglés. Por otro, en cada una de las disciplinas por separado.
La primera de estas opciones tiene su valor en su coherencia conceptual respecto de la justificación de los programas WAC, puesto que descentrarlo predica desde la actividad escritural que no hay ningún contexto privilegiado en el que haya de darse necesariamente, es decir, los departamentos de inglés, en y por principio, no tienen ninguna preeminencia específica desde la que puedan sobredeterminar el trabajo de las demás disciplinas, por tanto, han de estar en cada una de ellas, “writing in english courses is very often different from writing in other disciplines — with its own purposes, audiences, patterns, and values” (p.17).  Esta perspectiva beneficia esencialmente el diálogo interdisciplinario (p.18).
Sin embargo, este paradigma tiene algunos problemas. Descentrar muchas veces tiene como consecuencia la dispersión, al estar en todas las disciplinas corre el riesgo de perder efectividad y estar alojado en realidad en ninguna parte. Se dirá con más precisión que más que una tesis dura, es una tesis blanda, respecto de la factibilidad de alojar en cada disciplina un programa WAC (19).  Hay dos razones por las que el departamento de inglés parece ser un lugar idóneo para alojar el WAC. Primero, la experticia de los profesionales en la construcción y recepción de textos. Segundo, que no cierra la posibilidad de invitar a los expertos a participar, pero de manera centralizada y coherente.
Ante esta situación de puntos de vista encontrados, nace el Writing Center como solución. En él se alojarán tanto el conocimiento experto de profesionales de inglés en la administración del conocimiento especializado, como miembros insertos en los contextos y disciplinas cotidianas, conocedores de las reglas implícitas que les dan vida. Sin embargo, vale la pena notar que en North (1984) todavía no se tiene la consciencia de estar solucionando una tensión real a través de los Centros de escritura, sino que criterios de autonomía para la realización sectorial del trabajo del centro. No así, por ejemplo, en Clark (1995) o Robinson (2009), en el que la independencia del trabajo admite la colaboración entre distintos sujetos institucionales.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s