Centros de escritura: concepto y autonomía.

North, S. (1984) The Idea of a Writing Center. College English, 46, 5, 443-446.

¿Qué es un Centro de escritura? ¿Tiene como propósito remediar problemas de la escritura como la gramática o la puntuación? ¿Qué lugar ocupa en la estructura académica?

Al tratar de explicar lo que es un Centro de escritura, en el artículo “The Idea of a Writing center”, North parte de la carestía, no del desarrollo del concepto de los Centros de Escritura, sino de una ignorancia que reclama saber qué significan, cuál es su propósito. Los colegas y la institución universitaria asignan a la institución de los Centros de escritura una función remedial, es en aquél lugar donde, según las personas que se encuentran fuera, los alumnos con una competencia escritural ‘deficiente’ van a solucionar sus problemas especiales de escritura académica a través de la asesoría de tutores. La ideología que sustenta el discurso de los Centros de escritura por parte de quienes lo utilizan desde el exterior (jefes de facultad, directores de departamentos, colegas del claustro que envían alumnos) crean una narrativa de la resignación en torno a ellos, “a writing center is to illiteracy what a cross between Lourdes and a hospice would be to serious illness: one goes there hoping for miracles, but ready to face the inevitable” (p.435).

Básicamente el Centro de escritura termina convertido en una tienda de arreglos (fix-it shop) en las que la preocupación principal se sustenta en solucionar problemas de estilo, creación y organización de párrafos, puntuación y gramática. En este sentido, su trato con la escritura es la de una serie de problemas técnicos y mecánicos que una vez solucionados permiten la producción de cualquier tipo de textos, como una herramienta multipropósito; la escritura lija, pule y corta. El paradigma apela, entonces, no solo a un juicio limitado respecto de los Centros de escritura, sino a ideas y sentimientos atávicos respecto a la escritura que la academia, ya en la época de , creía superados, “they are (…) the vital and authentic refelction of a way of thinking about writing that i salive and well and living in English departaments everywhere” (p.437).El conservadurismo oculto de la academia que habla progresismo y practica indiferencia, tratando como ‘parche’ una práctica concreta de las consecuencias implícitas en sus creencias declaradas.

El nuevo paradigma que cuestiona a las creencias de una enseñanza remedial de la escritura (incluso a su posibilidad) se basa en dos principios que a su vez definen el campo de acción y el programa del Centro de escritura. Primero, la escritura es un proceso, no una habilidad estática que se adquiere de una sola vez y para siempre, por tanto, la transformación relevante no aparece en los textos contingentes que se van produciendo, sino en la perspectiva y herramientas que el escritor va adquiriendo para cumplir de mejor manera sus propósitos, “in writing center the object is to make sure that writers, and not necessarily thir texts, are what get changed by instruction” (p.438). Segundo, la enseñanza de la escritura ha de centrarse en la experiencia del escritor, es decir, “student-centered”, lo que en la práctica es un corolario del primero principio, puesto que al proponer una perspectiva de observación holística del proceso a través de un tutor, aquel solo puede ser observado en el particular carácter las ritualidad que inauguran la ritualidad de la escritura de cada persona, el tutor “will begin from where the student is, and move where the student moves” (439). El aprendizaje, entonces, no será, no puede ser de la misma naturaleza que aquel que se imparte en una sala de clases, su función reside por entero en el desarrollo de los escritores, por lo que no apoya sino muy oblicuamente el trabajo de los profesores de cátedra. North defiende la autonomía absoluta de los Centros y reclama que para quién asiste a uno de ellos, “the primary cocnern is with their material, with some existential context where new ideas must merge with old, and suddenly writing is a vehicle, a means to an end, and not an end itself” (p.443).

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to Centros de escritura: concepto y autonomía.

  1. Natalia says:

    Bien. Buena entrada en general, aunque suspende el diálogo con los otros textos. Por ejemplo, inscribir al centro en una práctica isntitucional que se ocupa de la escritura (Carlino). Del mismo modo, se me pierde el foco. Veré si con las otras entradas lo recupero. Más comentarios en la retroalimentación del sitio web.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s