Política y ‘giro social’

Gee, J. P. (2000). The new literacy studies. From ‘socially situated’ to the work of the social. En Barton, D., Hamilton, M. & Ivanic, R. (Eds.) , Situated literacies. Reading and writing in context (pp. 180-194). Londres: Routledge.

¿Puede la tradición del ‘giro social’ servir a las luchas políticas progresistas?

Gee trata de dar contenido político a lo que se ha estado llamando ´giro social’. Este paradigma científico se reconoce en la ruptura  tanto con el conductismo como con el primer cognitivismo de la lingüística computacional. En ambos, el problema era el énfasis en la mente y producción lingüística individual, en lugar de comprender cómo es que se tornan relevantes dichos elementos en el uso. El ‘giro social’, en la descripción inicial de Gee, contenía la promesa que a través de “focusing on the social would unmask the workings of hierarchy, power and social injustice, as well as create more humane, because less elitist and individualistic, institutions (e.g. schools) and communities” (2000, p.184).

Sin embargo, nunca hubo una decisión política explícita detrás del trabajo de quienes se pusieron al servicio del desarrollo del ‘giro social’. Gee intenta explicar esta circunstancia por medio de distinguir entre el viejo y el nuevo capitalismo. Propone que el viejo capitalismo estaba basado en la idea de un individuo que tenía que ser interpretado desde su aislamiento y especialización,  es decir, en la metáfora fordista, un engranaje de una gran maquinaria productiva en la que el conocimiento preeminente lo poseen los jefes y directores de las industrias. El trabajador, en cambio, debe permanecer ignorante de los otros estratos productivos en el mayor grado posible, para evitar la organización y consiguiente rebeldía de la agrupación. El nuevo capitalismo, por el contrario, fomenta la cooperatividad. El individuo genera un compromiso con la totalidad de la estructura productiva, siendo valiosas tanto la colaboración con otras personas como la capacidad adaptativa del individuo agrupado a nuevas situaciones.

Parece legítimo preguntarse por qué el nuevo capitalista no teme, primero, al uso de la información por parte del trabajador para criticar la estructura productiva; segundo, a que los trabajadores marchen con el conocimiento y formen una compañía competidora; tercero, a la dificultad de que el conocimiento que tiene el trabajador de la totalidad tenga por consecuencia un beneficio para la compañía. La respuesta a estas tres tensiones está en el concepto de comunidades de prácticas. El conocimiento que se tiene de la totalidad no es apropiable por parte del individuo, sino que está localizado y desconcentrado en cada uno de los miembros y su experiencia en  la labor productiva, por lo que la capacidad crítica se reconduce a la adaptación a  fórmulas más eficientes de producción, el conocimiento está en el vínculo que se forja en el espacio de trabajo que materializa el dueño de la compañía, que se beneficia de la antedicha capacidad adaptativa a situaciones mercantiles y productivas nuevas. Gee denota que el ‘giro social’ entrega un marco teórico cómodo para estas nuevas formas de producción (2000, p.188).

¿Qué tiene de problemático, entonces, este nuevo capitalismo? Primero, que la obtención de las habilidades indicadas están disponible únicamente para las clases que pueden pagar por ellas. Segundo, que aunque exista este nuevo tipo de trabajador socialmente tecnificado, se siguen necesitando trabajadores que no acceden a ese tipo de labores por no estar capacitados.

Para Gee la solución pasa por reutilizar la tradición del ‘giro social’ para lo que él llama “enactive and recognition work “ (2000, p.191), en el que el sentido de lo individual está dado por el sentido de la configuración. Así, identifica los sitios nucleares para la lucha por la justicia social, haciendo a la tradición políticamente relevante y progresista —al menos, en su posibilidad—, proclama Gee “we can then study the human work it takes to get and keep these links [configuración social] forged; to destroy them, or to transform them. In every case, too, there is a focus on what is pro-jected out in the world and the effects this Project has on people’s lives and the implications it holds for issues of social justice” (2000, p.194).

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to Política y ‘giro social’

  1. Paula González Álvarez (la ayudante) says:

    Nuevamente, creo que se puede complementar esta ficha con las propuestas de otros textos. El mismo Gee (1996) critica, por ejemplo, la enacción de la escuela y esta contradicción que veíamos en la lógica de la exclusión que propone el nuevo capitalismo. Más allá del resumen de la propuesta del texto, ¿cómo interpretas o para qué sirve esta discusión en el marco de lo que hemos conversado en el curso, o en el marco de lo que quisieras trabajar en tu informe final?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s